¡No pasarán!

¡No pasarán!

Ayer, en Andalucía ganó el racismo, la xenofobia, los negacionistas sobre la igualdad de género, la homofobia, y la transfobia, la intolerancia en general, el antieuropeísmo, el odio en general, el patriotismo caduco y rancio de tiempos pretéritos, el filofranquismo y el filofáscismo. Ganó con 400 000 votos aproximadamente.

Algunos decian tristemente que: «Ahora somos Europeos»

Siempre, a la cola de todo en Europa… Bueno, pues merece la pena estar a la cola que tener lo peor que puede tener una sociedad «democrática» entre sus filas, y eso es tener a la extrema derecha en la casa de todes, en nuestras instituciones.

Y es que… «A mar revuelto, ganancia de pescadores» y la extrema derecha es oportunista con el desafecto del pueblo. Recordemos que Hitler ganó en las urnas alemanas. 

Alemania (Republica de Weimar hasta 1933) estaba arruinada después de la Primera Guerra Mundial. Tuvo que pagar los gastos de guerra, indemnizaciones y perdió territorios y riquezas.

La escased, el hambre y la pobreza producto de la confrontación bélica y la derrota en la IGM llevó a la extrema derecha a coger fuerza y crear el III Reich (el Tercer Imperio alemán) y volver a guerrear contra sus vecines, murieron 47 000 000 personas en el conflicto bélico.

De un tiempo a esta parte la extrema derecha están cogiendo fuerza en EE. UU, Brasil, Escandinavia, Bélgica, Países Bajos, Reino Unido, Francia, Italia, Grecia, Turquía, Rusia y ahora tristemente también en España.

Me apena que estas cosas surjan, pero esto debe darnos fuerza para gritar con más fuerza que nunca el: «¡No pasarán!» y empezar a movilizarnos contra el monstruo intolerante.

Redimensionar imagen