Las relaciones de confianza

Las relaciones de confianza

Ayer recibí un mensaje de unos cachorritos Labrador a los que la madre abandonó de ésta vida. Era una lastima que esas criaturitas tuviesen que sufrir la horfandad por la perdida materna.

Quien me avisó e hizo llegar la info, es una persona de confianza, que hace unos meses consiguió un perro por un mensaje de WhatsApp.

Ella confió esta vez, como la primera, que venía de una persona de confianza, era del amigo del marido, y lo compartió.

Yo, fui caute y pregunté: – ¿Conoces a la persona que da los perros? Y contestó afirmativamente.

Y entonces le di credibilidad y lo compartí también. Hasta que alguien de otro grupo me dijo que, es un bulo.

Y volví a preguntar a mi compi. Entonces ella dijo: -asi conseguí yo, el mío. Claro, misma raza, y probablemente de la misma persona, ella infirió una experiencia pasada a la que se estaba desarrollando en esos momentos. Nada más lejos de la realidad y así empezó a crearse el bulo de los perritos, por inferir y por tener unas relaciones de confianza sin filtro.

 

Redimensionar imagen