Títeres

Títeres

Durante el devenir de mi vida he lidiado con personas manipuladoras que buscaban controlar la verdad y hacerla suya, hacerla verídica y por ende, ley.

Esas personas, las manipuladoras, me ensañaron sin saberlo a combatirlas. Si bien, hasta que empecé a detectar sus estrategias y formas de conducir la cognición sufrí mucho, porque no entiendia nada.

Mi virtud, cuestionarme todo, no soy talibane de nada, reflexiono todos los argumentos y reviso los propios, y me gusta que mi interlocutore me haga pensar y si sus ideas están bien consolidadas, no tendré ningún reparo a que me disuada en mi postura, porque estoy en deconstrucción constante y eso me permite tomar distancia para tomar perspectiva y verlo desde el conocimiento situado entre otras cosas, pero no desde la hipocresía, sino como un aprendizaje para evolucionar desde la mentalidad abierta y romper así lanzas que ayer fueron ley en mi imaginario, y hoy dejaron de serlo. De ahí que, conmigo se pueda hablar de todo. 

Por eso cuando une detecta formas autoritarias y manipuladoras saltan todas las alarmas al analizar palabras, contextos, ideas y pensamientos que luego son reproducidos por las personas manipuladas, y ves como pensamientos y discursos sin el menor raciocinio son reproducidos y vomitados sin un mínimo de análisis.

Conocí y reconozí de experiencias anteriores la manipulación, de la que he sido víctima varias veces en mi vida. Asi que, tengo hecho callo en este asunto.

Detecto las conspiraciones y los debates entre bambalinas. Les manipulades pierden todo poder de raciocinio y cual gurú, dios o que se yo, solo sabrán vomitar lo aprendido. 

Y es entonces cuando te sientes agotade ante el hecho, porque detectas la parcialidad, y que además fanfarronamente te reconocen haber perdido.

Si hubiesen cuestionado y reflexionado sus imaginarios habrían encontrado las herramientas suficientes para zafarse de la manipulación.

Redimensionar imagen